Flores de montaña

FLORES DE MONTAÑA

La vida transcurre a través de diversos senderos. Pueden ser llanos, empinados, escabrosos, largos, cortos… Lo mismo podemos decir de los recorridos o ascensiones que efectuamos en plena naturaleza, pero en este caso, a través de los bosques, en paisajes abiertos o encaramadas en las rocas, nos acompañan las flores. Pueden ser llamativas o diminutas, y pasar así desapercibidas cuando se camina demasiado deprisa.

Algunas veces nos encontramos con senderos blancos, con abundancia de anémonas, narcisos del poeta o paradiseas. Otros días, viene a nuestro encuentro el azul, y vemos las pequeñas gencianas o los maravillosos lirios; también el rojo, con los llamativos martagones o peonías, sin olvidar el amarillo y sus lis del Pirineo o las enormes gentianas luteas. Pero en la mayoría de las ocasiones, los senderos son multicolores y las flores conviven en armonía, o no tanto, porque siempre nos preguntamos ¿por qué estará aquella sola en medio del campo? Y así pensamos que forman pequeñas o grandes familias, pero siempre hay alguna más independiente que se las arregla sola.

Hay días en los que caminamos por senderos o menos desnudos, pero que luego desembocan en inmensas alfombras colgadas de las laderas o vistiendo los prados. Y de nuevo la paleta de azules, rojos, amarillos, blancos, donde ya no hablamos de familias sino de grandes comunidades de flores. Y también cabe mencionar los rincones, esos lugares donde una vez descubiertos, sabemos que se esconde el muguet, el peralito de una flor, el edelweiss… variedades que según las zonas son raras de ver. Ellas han elegido ese lugar para vivir y sabemos que podemos ir a visitarlas, estarán esperándonos. Vale la pena ir un poco más despacio y disfrutar de sus aromas y colores. Son un regalo para la vista que se repite año tras año, estación tras estación.


Interior libro flores de montaña

Flores del Pirineo: Senderos del Color es un libro guía de más de 300 especies clasificadas y agrupadas en colores y familias. El libro describe a través de sus páginas cada una de las flores, señalando con detalle sus características, como aspecto, floración, dónde se encuentran y ciertas curiosidades y advertencias así como si están o no protegidas.

El autor ha divido las flores por colores (amarillas azules, blancas y rojas), clasificándolas en la familia a la que pertenecen (cariofiláceas, ranunculáceas, lináceas, orquidáceas, malváceas, compuestas, y un largo etcétera). Comprende 470 fotos en color de flores realizadas a través de los senderos de montaña, con 504 páginas en las que se recogen nombres científicos y populares de las plantas, sus usos y leyendas.

2015 © Flores del Pirineo